Georg von Küchler, nació en Schloß Phillipsruh bei Germersheim, Alemania el 30 de abril de 1881, en el seno de una familia de nobles.

Después de asistir a la Escuela de cadetes ingresó al Ejército Imperial en 1890 sirviendo en el 25 Regimiento de Artillería. Fue ascendido a Primer Teniente y enviado a la Academia de Guerra donde cursos estudios desde 1910 hasta 1913. Al graduarse fue enviado al Estado Mayor General en Berlín. Durante la Primera Guerra Mundial sirvió como comandante de una batería de artillería en el Frente Occidental participando en la ofensiva del Somme y en Verdun.

En 1916 asignado como oficial de Estado Mayor en la 206 División de Infantería y un año después ascendido a Capitán. En 1919 Küchler se unió al Freikorps combatiendo en Polonia contra los rusos.

Ascendió a Mayor en 1923 ingresando en la Escuela de Artillería de Jüteborg. Ascendió a Coronel en 1931 y a Mayor General en 1934. Se unió al movimiento nazi en 1938 y, junto a Himmler participó en las operaciones militares que permitieron la ocupación del puerto lituano de Memel.

Al mando del III Ejército durante la Segunda Guerra Mundial participó desde sus inicios en la invasión de Polonia junto al IV Ejército de Günther von Kluge, tomando la ciudad de Danzig. Actuó con mano dura contra los excesos cometidos por la unidad Schutzstaffel-SS en contra de civiles, castigándolas severamente. Por sus éxitos militares fue condecorado con la Cruz de Caballero.

 

Estuvo bajo las órdenes del General von Bock y comandó las fuerzas que invadieron Holanda, ocupando Moerdijk, Rotterdam y La Haya antes de dirigirse a Bélgica donde ocupó al importantísimo puerto de Antwerp el 18 de mayo de 1940. El Coronel General Küchler regresó a Francia con su ejército pero no tuvo éxito para impedir el escape de las Fuerza Expedicionaria Británica en Dunkerque, luego de la orden del Alto Mando de detener la ofensiva.

Tras el fin de la guerra en el frente occidental con la capitulación de Francia, se trasladó al frente oriental dentro de la Operación Barbarroja para invadir la Unión Soviética, participando en los ataques sobre Leningrado. Reemplazó a Wilhelm Ritter von Leeb en 1942, tras ser ascendido a Mariscal de Campo el 30 de junio, como Comandante del Grupo de Ejércitos del Norte. Participó, entre otras, en la Batalla de Kursk y permaneció hasta que fue reemplazado por el general Model debido a su retirada "precipitada y desordenada" según Hitler del frente.

Al final de la guerra fue capturado por el ejército estadounidense y juzgado por crímenes de guerra en los Juicios de Núremberg, siendo condenado a 20 años de prisión. Fue liberado en 1953 y falleció el 25 de mayo de 1968 en Garmisch-Partenkirchen.